Netflix, Amazon y otras empresas enormes que en algún momento también fracasaron

Posted on

Si uno no está dispuesto a fracasar, no estará preparado para aprender. Y a menos que las personas y las organizaciones logren aprender a la misma velocidad que el mundo cambia, tampoco lograrán crecer y evolucionar.

La Universidad Smith (EE.UU), ha creado un programado llamado “Fracasando Bien” para enseñar a sus alumnos que el fracaso no es un fallo de aprendizaje. Una vez, terminado el programa, reciben un certificado de fracaso, que los declara de estar autorizados para equivocarse.

¿Qué dicen los grandes líderes acerca del fracaso de su empresa?

  • El CEO de Netflix, Reed Hastings, tenia una alta preocupación con respecto al servicio de streaming, sin embargo, mencionó que su porcentaje de acierto era alto en este momento pero que tenían que correr más riesgos.

 

  • El director ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos, menciona que el crecimiento y la innovación de su empresa se basan en fracasos. El director explicó acerca de la compra de Whole Foods por Amazon y dijo: “nunca sabes que va a funcionar, los experimentos por propia naturaleza, son propensos al fracaso”.

 

  • Coca Cola, cayó en el fracaso por la “New Coke”, sin embargo, James Quincey, director ejecutivo de Coca Cola mencionó a los mandos intermedios que superaran el temos al fracaso pues dijo ” si no cometemos errores, no nos estamos esforzando lo suficiente”.

 

  • El CEO de Dominos Pizza, Patrick Doyle, en su presentación a otros CEO, describió dos grandes desafíos:
    a. Sesgo por omisión : la realidad de que la mayoría de las personas con una idea nueva decide no sacarla adelante porque si lo intenta y no funciona, el revés podría perjudicar su carrera.
    b. Aversión a la pérdida: la tendencia de la gente a jugar para no perder lo que se tiene, en lugar de jugar para ganar lo que no se tiene.

Para ver el artículo completo dale clic acá:
https://www.hbr.es/innovaci-n/912/aprenden-coca-cola-netflix-y-amazon-del-fracaso

No hay aprendizaje sin fracaso, no hay éxito sin contratiempos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *