Procastinación: 2 métodos que te ayudarán en tus labores diarias de estudio

Posted on

Muchas veces cuando vamos a realizar alguna tarea de estudios en casa y nos sentamos frente al computador muchos pensamientos se nos vienen a la mente: “No saqué al perro a pasear”, “Voy a prepararme una limonada antes de empezar”, “Pondré algo de música”, etc. Y la verdad es que cuando vamos a realizar algo que no nos motiva mucho lo primero que se nos ocurre es evadirlo o mejor dicho, procastinar.

Al procastinar las tareas solo las estás aplazando temporalmente y acortas el tiempo que dispones para su resolución. El único perjudicado finalmente eres tú, al ponerte una soga al cuello e intentar resolver un problema con el mínimo de tiempo adecuado.

Una de las estrategias que puedes emplear para evitar la procastinación y acumularte de tareas está en la regla de los 5 minutos.

La regla de los 5 minutos:

Uno de sus impulsores de este método es Kevin Systrom, CEO de Instagram y se trata de realizar una tarea sobre un tiempo sostenido de 5 minutos. Según Systrom una vez que la inicias podrás continuar ejecutándola y seguramente por más de 5 minutos.

Para el CEO de Instagram muchas veces dejamos de lados nuestras obligaciones porque no tenemos muy claro como comenzar o por temor a realizarlas mal.

Para aplicar esta regla incluso hay un timer en versión web que nos permite tomar el tiempo para llevarla a cabo, como por ejemplo TomatoTimer.

Esta técnica es efectiva según algunos psicólogos por lo que ellos llaman “los costes de una actividad” (que incluyen los emocionales como el miedo o ansiedad), los costes de oportunidad (por pérdida de actividades que se dejaron de lado) y finalmente los costes de esfuerzo (energía que implica ejecutarla). La motivación va creciendo para concluir la actividad a medida que los costes disminuyen.

 

La técnica Pomodoro:

Esta técnica consiste en trabajar sostenidamente durante 25 minutos y luego a tomar 5 minutos de descanso y la secuencia se repite. Después de 4 pomodoros seguidos se toma un descanso más largo para luego continuar.

Es una metodología eficiente que se encarga de aumentar tu productividad a través de estos pequeños descansos. Recordemos que 25 minutos es el tiempo promedio en que una persona puede mantener la atención sobre algún estímulo, pasado este tiempo la concentración decae.

Algunas recomendaciones a tomar en cuenta para aplicar la técnica Pomodoro:

  • Durante los 25 minutos no debes realizar ninguna tarea en paralelo.
  • Organízate y planifica una cantidad de deberes a cumplir que sea coherente con tu día.
  • Nada funcionará si no tomas esta estrategia con mucha disciplina.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *