Educa para el Futuro

Educación 2021: En manos de los padres.

A un año de la declaratoria de emergencia y con el inicio de un nuevo año escolar, lo único que nos queda claro es el colapso del sistema educativo y que la verdadera revolución en la educación de los jóvenes vendrá de los padres y familia y apoderados.

Se cumple un año para los países del hemisferio sur desde que el colegio se trasladó a casa trayendo consigo nuevos retos que el sistema escolar no ha sabido, o ha querido afrontar. En Sílabuz también vivimos esos cambios en carne propia, por eso hoy sabemos que la verdadera revolución en la educación de nuestros jóvenes vendrá de casa y será liderada por iniciativa de los padres de familia. 

En este artículo conoce cuáles son las tendencias educativas que lideran e impulsan a los padres en el 2021, con miras a garantizar la educación de sus hijos.

EL COLAPSO DEL SISTEMA NOS PASÓ A TODOS

Hace exactamente un año, en marzo del 2020, en Silabuz nos preparábamos para iniciar lo que sería el mejor año de la compañía en su historia. Mientras nadie en el sistema educativo apostaba por una educación 100% digital para los jóvenes en edad escolar, nosotros no solo habíamos dejado la presencialidad sino que habíamos lanzado nuestra primera plataforma educativa 100% virtual para jóvenes en edad escolar.  

A pocas semanas de nuestro lanzamiento ya comenzábamos a tener nuestros primeros estudiantes 100% en línea… estábamos en nuestro mejor momento… cuando se declaró estado de emergencia y cuarentena a nivel mundial. La incertidumbre nos mandó a todas las familias a la casa, la gente dejó de salir, de ir a estudiar, de ir a la oficina, comprar… y un largo etcétera. Los primeros días fueron de muchísima incertidumbre y miedo a lo desconocido: ¿Cuándo se acabaría esto?, ¿Cómo sobrevivimos?, ¿Cuándo podremos decidir sobre el futuro?… 

Nuestro crecimiento como empresa se detuvo mientras los padres de familia tomaban decisiones claves sobre la educación de sus hijos que se había trasladado a casas, muchas veces poco equipadas para el estudio a distancia. Se generaron diversas estrategias desde el sector público y privado para atender las crisis, pero lo cierto es que lo único que atinaron las instituciones tradicionales es conectar a millones de estudiantes a plataformas como ZOOM y a pasar PPTs. La responsabilidad, salvo contadas excepciones, cayó casi enteramente sobre los profesores quienes tuvieron que transformar sus clases sin ayuda o capacitación. Mientras del otro lado quedaban cada vez más dudas sobre si los chicos estaban aprendiendo. 

Se calcula que miles de padres descontentos con la educación privada que pagaban para sus hijos los trasladaron al sistema público y cerca del 50% dejó de pagar las pensiones ante la crisis económica y otros cientos de colegios cerraron sus puertas. Aún no se sabe el impacto de un año escolar prácticamente perdido en el 2020.  

EL FRACASO DEL SISTEMA EDUCATIVO ESCOLAR

El sistema educativo escolar como lo conocíamos ha quedado obsoleto. Los que estamos en esto del diseño de experiencias educativas sabemos que tenía que morir porque era un sistema insostenible en el tiempo. Dependía altamente de establecimientos físicos, de las notas, de los cuadriculados e intensivos horarios de clase, de metodologías arcaicas que no promueven la creatividad y la innovación y que preparan a los estudiantes para seguir indicaciones y memorizar datos inútiles para sus vidas. 

Mientras esto pasaba en el sistema tradicional, en SIlabuz tomamos la difícil decisión de reinventarnos y trazarnos como objetivo transformar la experiencia de aprendizaje de los jóvenes mediante la creatividad y programación, habilidades esenciales para el futuro. Y es así como transformamos al 2020 de lo que debío haber sido nuestro peor año, al mejor años de Silabuz de nuestra historia. Fue el año donde más ingresos generamos (crecimos 54% vs 2019), más inversión recibimos (+51% vs 2019), más estudiantes atendimos (+110% vs 2019) y a más países alcanzamos (15 en el 2020 vs 3 en el 2019). Lo hicimos porque aceptamos el reto de cambiar completamente nuestro producto, nuestro modelo educativo, propuesta de valor, equipo, cultura y demás. Pero sobre todo, lo hicimos porque comenzamos a escuchar a los padres y sus preocupaciones sobre el futuro de la educación de sus hijos.

LA NUEVA ERA DE LA EDUCACIÓN EN MANOS DE LOS PADRES

Los padres sueñan con tener a hijos motivados por el aprendizaje y con posibilidades de acceder a un futuro prometedor. Por eso exigen un aprendizaje que deje habilidades del siglo XXI instaladas para la vida y el futuro del trabajo. Aquí una lista de las exigencias y características más frecuentes que Silabuz ha encontrado en padres innovadores que siempre tienen la mirada puesta en el futuro.

  1. Exigen que se motive su creatividad. Exigen ver resultados, ya sea en proyectos, evaluaciones o capacidad crítica. Quieren ver hijos despiertos, preocupados por su entorno y estimulados por resolver problemas complejos.
  2. Exigen educación en el uso adecuado de las tecnologías potenciando su capacidad como creadores y no consumidores. Exigen transparencia y constancia de aprendizaje. Exigen tener en las instituciones educativas una guía que les de herramientas para poder ayudar a sus hijos y acompañarlos en el aprendizaje.
  3. Exigen que la educación sea realmente el garante para que sus hijos tengan acceso a mejores oportunidades. Exigen calidad sobre cantidad, y motivación por encima de paporretear.
  4. Los padres innovadores tienen muchas exigencias y saben que eso casi no está disponible en el sistema escolar tradicional y están preparados para buscarlo afuera en las múltiples ofertas educativas que han surgido para complementar la educación de sus hijos.
  5. Los padres de hoy además son proactivos y no dejarán que se les pase la ola una vez porque han visto cómo esta ha obligado al mundo a cambiar y a generar nuevos espacios formativos mucho más creativos, modernos, personalizados y acorde con los tiempos en los que vivimos.

Cuando estén listos, nosotros en Silabuz también los estaremos esperando, porque esta revolución educativa es de ellos y nosotros estamos aquí para acompañarlos. El 2021 es el año de la educación digital creativa para todos los jóvenes, es el año de las oportunidades de crear un nuevo futuro y potenciar el talento humano a niveles nunca antes vistos.

¿Estás listo para la revolución? Te esperamos.